Tomando el pulso a los TomTom Cardio (Runner y Multi-Sport)

A finales de Abril de 2014 estarán disponibles los nuevos relojes deportivos de TomTom, que son los primeros en el mercado que prescindiendo de la incómoda banda del pecho para medir la frecuencia cardiaca, no necesitan de ningún elemento externo (típicamente un smartphone) para almacenar los datos registrados: el reloj en la muñeca será suficiente.

TomTom Multi-Sport Cardio 300x300
TomTom Multi-Sport Cardio (Fuente: TomTom)

Estos nuevos relojes son el producto de la evolución de dos ramas:

  • Por una parte, la propia TomTom ya se aventuró en el sector de los relojes deportivos de la mano de Nike con el Nike+ SportWatch GPS, pero no tuvo un buen resultado, así que a mediados de verano de 2013 lanzó sus TomTom Runner y TomTom MultiSport. Funcionalidades interesantes (correas intercambiables, gran velocidad de adquisición de satélites) pero nada disruptivo que hiciera plantearse el cambio a los poseedores de marcas establecidas como Garmin, Polar o Suunto. Para más información, vale la pena (como casi siempre) echar un vistazo al análisis de DC Rainmaker (en inglés).
  • A finales de 2013, Mio Global lanzó a través de una campaña en Kickstarter (en inglés) el Mio Alpha, un novedoso pulsómetro que no necesitaba una incómoda banda en el pecho para medir la frecuencia cardiaca. ¿Problema? No era capaz de almacenar la información registrada por sí mismo, así que se pasaba de no necesitar la cinta del pecho a tener que llevar un smartphone si queríamos guardar los datos.

Así que sucedió lo que muchos estábamos esperando: un reloj deportivo que midiese la frecuencia cardiaca y que fuera capaz de guardar los datos registrados durante la actividad física.

¿Cómo funciona lo de medir el pulso sin la cinta del pecho?

Mio ha conseguido adaptar al gran público una tecnología presente en círculos médicos desde hace tiempo: el oxímetro de pulso. A través de 2 sensores LED y un sensor óptico (tecnología desarrollada en colaboración con Philips, con gran experiencia en este campo) que se encuentran en la parte posterior del dispositivo. Los LEDs emiten luz y el sensor óptico recoge las variaciones en la piel como consecuencia del flujo sanguíneo para calcular la saturación de oxígeno en sangre.

¿Qué versiones van a sacar?, ¿qué diferencias hay?

Habrá dos versiones: el TomTom Runner Cardio (269 € envío incluido) y el TomTom Multi-Sport Cardio (299 € envío incluido). En la versión Multi-Sport se incluye la opción de un altímetro barométrico. El software que incluye la versión Multi-Sport permite registrar no solamente datos relativos a actividades correriles, sino también de ciclismo y de natación, si bien la frecuencia cardiaca no se registra en este último modo.

TomTom Runner Cardio GPS
TomTom Runner Cardio GPS (Imagen de TomTom)

¿Cómo conectarlo a otros dispositivos?

Se pueden transferir datos al ordenador mediante USB y las unidades vienen equipadas con Bluetooh Low Energy (nada de ANT+ por ahora). Para una información más detallada, se recomienda echar un vistazo al análisis de DC Rainmaker (en inglés).

Conclusiones

Muy interesante. Por funcionalidad la versión Runner se situaría al nivel del Garmin Forerunner 210 (básico + definición de actividades por intervalos), con los alicientes de no necesitar la cinta de pecho y una mayor velocidad de adquisición de satélites. Pasada un poco la fiebre de la novedad y esperando la reacción de la competencia, sin duda habrá que vigilar el precio para coger una buena oferta porque no deja de ser un capricho.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone
Tomando el pulso a los TomTom Cardio (Runner y Multi-Sport)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *